logo-minag04

MINAG conforma comisión intergubernamental para rescatar valor nutritivo de la quinua

Publicado el 09 enero 2012.

    • Se trata de incentivar el consumo del producto por su alto contenido de nutrientes y así elevar la. calidad alimenticia de los pobladores.
    • Puno es la principal región productora de quinua seguida de Cusco, Ayacucho y Junín
    • MINAG establecerá alianzas estratégicas con gobiernos regionales, locales y organizaciones agrarias.

    (Lima, 09 de enero de 2012).- El Ministerio de Agricultura (MINAG) dio a conocer la conformación de una Comisión Intergubernamental, integrada por entidades del sector agrario y los gobiernos regionales y locales de principales zonas productoras de quinua, para diseñar el programa especial, a fin de resaltar los beneficios nutricionales de este milenario “Oro nutritivo de los Incas” dentro de la conmemoración del 2013 como “Año Internacional de la Quinua”.

    Siendo el Perú uno de los principales productores de quinua en el mundo, resulta oportuno y estratégico que se haya logrado un reconocimiento especial de ese grano, cultivo ancestral de alto contenido nutricional, cuyo consumo se viene incrementando considerablemente a nivel interno y externo, gracias a las tendencias alimenticias saludables y al “boom” de la cocina nacional en las vitrinas del mundo.

    En tal sentido, como parte de la política agraria de inclusión social a favor de los productores más pobres de las zonas alto andinas, en el 2012-2013, el MINAG a través de la Dirección General de Competitividad Agraria (DGCA), establecerá alianzas estratégicas con gobiernos regionales y locales de las zonas productoras de quinua, orientado a impulsar la asociatividad entre productores y agentes económicos en cadenas agro productivas y micro y pequeñas empresas, a fin de lograr mejores condiciones para atender las demandas del mercado local e internacional.

    El MINAG considera necesario aprovechar las ventajas naturales del país y alentar la producción de quinua, cultivo que esencialmente corresponde a los agricultores más pobres de las zonas altoandinas, ubicados a más de tres mil metros de alturas, y que ahora con la apertura de nuevos mercados, se abre una oportunidad para superar la extrema pobreza rural.